Tito Rabat

La pasión de Tito Rabat por las motos comenzó desde muy pequeño, cuando salía a montar por la montaña con su padre y su hermano mayor. Desde entonces tuvo claro que quería ser piloto y en 2002 se apuntó a la Copa Rieju. Un año después participó en la Copa Honda XR400, en Catalunya, y tomó la salida en alguna prueba de la Copa KTM 200, a nivel nacional.

En 2003, y con 14 años, debutó en Campeonato de Cataluña de Supersport, al manillar de una Honda CBR 600. Ese mismo año también disputó la Copa CRF 450, donde logró su primera victoria y el tercer puesto final en el campeonato. Repitió participación en la Copa KTM 200, ganando dos pruebas. A finales de año, y ya con 15 años, participó en las dos últimas carreras del Campeonato de España de Supersport (Honda CBR 600). Y por si fuera poco también debutó en Resistencia, compitiendo en las 24 Horas del Circuit de Catalunya con la escudería Monlau Competición.

En 2005 el equipo BQR de Raúl Romero le dio la oportunidad de disputar el CEV de 125cc con Honda, subiendo al podio en el circuito Ricardo Tormo. Siguió participando en el campeonato catalán, con algunos triunfos, y en cuatro carreras del Campeonato de Europa: Italia, Croacia, Hungría y Alemania, con dos cuartas plazas como mejores resultados.

2006 fue un gran año, dando el salto al Mundial de 125cc de la mano de BQR y Raúl Romero con debut en el Gran Premio de Catalunya. Sus primeros puntos llegaron en el GP de Malasia, donde acabó 12º. También disputó el CEV, sumando varios podios y proclamándose subcampeón de España de 125cc.

En 2007 firmó por el equipo oficial Repsol Honda Junior Team. Consiguió su primer podio en el Mundial al acabar 3º en China. Sumó 74 puntos y logró la undécima posición de la general. Un año más tarde, con KTM, terminó el año décimo cuarto.

La siguiente temporada volvió al BQR bajo el nombre de Blusens Aprilia. Los resultados fueron bastante decepcionantes y acabó décimo octavo de la general. Pero un año después, repitiendo moto y equipo, consiguió dos podios, uno en Jerez y otro en Brno. El sexto puesto de la general final le dejó un buen sabor de boca.

En 2011 dio el salto al Mundial de Moto2, terminando regularmente en los puntos y subiendo al podio en Indianápolis, el cuarto de su carrera y primero en la categoría intermedia. Acabó el Mundial décimo y después fichó por el equipo de Sito Pons. Esa temporada aprendió mucho pero le faltó un poco de regularidad. Aun así subió al podio en Japón, sumó 114 puntos y acabó el Mundial de Moto2 en la séptima posición. En 2013 estuvo a un nivel muy alto, liderando la clasificación de Moto2, ganando tres carreras y subiendo al podio en siete ocasiones.

2014 es un año que nunca olvidará. Todo el esfuerzo de años anteriores se vio recompensado al proclamarse Campeón del Mundo. Fichó por el equipo Marc VDS Racing Team, ganó 7 carreras y subió otras 7 al podio. Consiguió el título en la penúltima carrera de la temporada, después de finalizar tercero en el GP de Malasia.

Comenzó el 2015 con el número uno en el carenado. De 15 carreras disputadas, ganó 3, hizo 10 podios y 3 pole position. Al final de la temporada se lesionó el radio del brazo izquierdo entrenando y no pudo correr en Japón. En Australia, durante la sesión de entrenamientos sufrió una caída y no pudo disputar la carrera ni correr en Malasia. Después de todos estos tropiezos no pudo revalidar el título de Campeón del Mundo de Moto2 y lo cedió a Johann Zarco. Terminó el Mundial tercero.

En 2016 dio el salto a MotoGP, la categoría reina del motociclismo. Fue una temporada como rookie con mucho trabajo de adaptación, ya que todo era nuevo respecto a Moto2 y tuvo que volver a aprender conceptos desde cero. Lo importante es que fue de menos a más y acabó el año con mucha confianza para la siguiente temporada.

En su segunda temporada en MotoGP pudo mejorar sus sensaciones y mejoró, en muchos de los circuitos del calendario, sus tiempos del año de su debut en un segundo. Fue una temporada donde consiguió entrar a la Q2 por primera vez en Mugello y pudo cerrar la temporada y su etapa con el Team Estrella Galicia 0,0 Marc VDS con un emocionante Top 10 en Valencia.

En 2018 Tito Rabat ha vuelto a casa, al equipo Reale Avintia Racing, la misma estructura de su mentor Raúl Romero. Rabat cuenta con una Ducati Desmosedici GP17, la moto con la que Dovizioso estuvo luchando por el campeonato la pasada temporada hasta la última carrera. Desde el primer test en Valencia Tito vio que con esta moto y en su equipo de toda la vida podría volver a brillar y, así lo ha demostrado durante la pretemporada.

Sigue a Tito Rabat