Los pilotos de Avintia Racing, Héctor Barberá y Loris Baz, han completado dos positivos días de test en el circuito de Jerez. A pesar de las previsiones que de lluvia, el sol ha brillado en el trazado andaluz en las dos primeras jornadas de entrenamientos, donde varios equipos Ducati, más Aprilia, Suzuki, KTM y Honda se han dado cita para completar tres días de test para concluir la temporada 2016 de MotoGP.

Héctor Barberá fue el más rápido ayer sobre su Ducati Desmosedici GP 2016, pero hoy ha terminado antes de lo previsto por un problema mecánico. El valenciano se ha quedado con las ganas de mejorar sus tiempos con neumáticos nuevos, pero aun así sus sensaciones han sido muy buenas, y cuando regrese a la acción a finales del mes de enero en Malasia, espera contar con un mayor apoyo de Ducati para poder seguir avanzando con su adaptación a la nueva moto.

Loris Baz ha terminado rodando muy rápido y está encantado con su nueva moto y con su nuevo técnico. La adaptación del piloto francés a la Desmosedici GP15 ha sido muy buena, y después de una temporada complicada llega al parón invernal con una sonrisa en su cara.

“Estoy muy contento, porque hacía mucho tiempo que no tenía tan buenas sensaciones sobre la moto. Creo que hemos hecho dos días muy buenos de trabajo, poco a poco voy cogiendo confianza con la moto y ha sido muy positivo. Hemos probado muchas cosas y hemos rodado con un ritmo muy rápido, y hoy he dado una vuelta muy rápida, aunque se podía hacer mejor. Pero estoy contento porque he vuelto a divertirme encima de la moto, ahora puedo empujar con confianza y entiendo lo que hace la moto y los neumáticos. Ha sido un test muy positivo y me voy con el cerebro relajado para este invierno, porque ha sido un año muy complicado, con muchas dudas y terminar así es fantástico.”

“Me voy de los últimos test del año con un sabor un poco agridulce. Por un lado, hemos vuelto a comprobar el gran potencial que tiene esta moto y también hemos probado varios nuevos neumáticos Michelin delanteros que me han gustado mucho. Pero me voy disgustado, porque en Valencia ya se rompió algo en el cambio, y aquí ha vuelto a pasar. He parado de rodar a las tres de la tarde y no he podio dar muchas vueltas; he pasado toda la mañana probando neumáticos, y cuando era la hora de montar gomas nuevas y bajar los tiempos hemos tenido este problema. Hasta el primer test del año que viene no tendremos la segunda moto, y por eso, hemos terminado los entrenamientos antes de lo previsto. Espero que en Malasia se haya solucionado todo, porque en las dos carreras que hice con Ducati no tuvimos ningún problema, y ahora en dos test los hemos tenido. Confío en Ducati y seguro que nos ayudarán para poder sacar todo el potencial de mi GP16.”