La tercera cita del Campeonato del Mundo de MotoGP ha dejado un sabor agridulce a los pilotos del equipo Reale Avintia Racing. Héctor Barberá ha sumado dos puntos tras terminar 14º, mientras que Loris Baz se ha quedado sin premio tras caer en la novena vuelta de la carrera, cuando estaba luchando con el británico Scott Redding.

Pero ambos pilotos han sacado cosas positivas del fin de semana en el Circuito de las Américas, un circuito que no se ha mostrado nada favorable a las Ducati. Héctor Barberá ha dado un paso adelante en su proceso de adaptación a la Desmosedici GP16 y aunque la posición de carrera no haya sido la mejor, ha comprendido cosas que le pueden ser de ayuda en la próxima cita en casa. Baz hoy no ha tenido suerte, pero hasta el momento de la caída ha estado en el grupo que luchaba por el top 10, lo que sin duda es algo positivo.

Después de tres carreras fuera de Europa, el Mundial llegará a Jerez dentro de dos semanas, la carrera de casa para el Reale Avintia Racing y Héctor Barberá.

“Ha sido una carrera bastante extraña, porque aunque el resultado no es el que nos gustaría, he dado un paso adelante con el nuevo estilo de pilotaje, el estilo que requiere esta moto. Ha sido el primer fin de semana que no hemos modificado la moto, pero yo sí que he cambiado. En las últimas cinco vueltas he sufrido mucho con el antebrazo, éste es un circuito muy físico y este año con tanto bache todavía más. Pero creo que tenemos que quedarnos con lo positivo y es que hemos terminado más cerca de las otras Ducati. Doy las gracias al equipo por su paciencia y yo voy a seguir trabajando a tope. Además la próxima es Jerez, un circuito que me gusta y donde podemos hacerlo bien.”

“Es una lástima, porque aunque no estaba yendo perfecto, he aguantado en el grupo. Pero intentando recuperar con Scott (Redding) me ha fallado el cambio entrando en una curva lenta, la moto se ha quedado como en punto muerto, me he salido recto y he perdido varios segundos. Luego he vuelto a pista y no sé si lo he hecho con demasiadas ganas porque me he caído dos o tres curvas después. He cogido un bache frenando y hoy no he podido salvarla… Sabíamos que lo más importante era terminar la carrera y sumar puntos, pero ha sido complicado y la moto no era tan fácil como en Argentina. En Jerez volveremos a dar guerra.”