Los pilotos del equipo Reale Avintia Racing, Héctor Barberá y Loris Baz, saldrán mañana en el Gran Premio de Italia desde la quinta y sexta líneas de la parrilla tras terminar los entrenamientos cronometrados en 14ª y 17ª posición, respectivamente.

Las sensaciones de Héctor Barberá han vuelto y ayer ya demostró que puede estar con los diez más rápidos terminando el día octavo. Hoy ha conseguido mejorar su tiempo del primer día en casi medio segundo, pero no ha sido suficiente para poder pasar a la Q2 y mañana saldrá en la mitad de la quinta línea junto a Cal Crutchlow y Jonas Folger. Mañana espera poder hacer una buena salida y luchar por terminar en el ‘Top 10’ por primera vez esta temporada.

Loris Baz también ha mejorado con respecto al primer día y mañana saldrá justo detrás de su compañero en el Reale Avintia Racing. El piloto francés ha trabajado duro junto a su equipo para sacar el mayor potencial del nuevo neumático delantero de Michelin y, esta tarde ha dado un gran paso con el que ha mejorado el ritmo y las sensaciones.

“Hemos dado un paso adelante y hemos estado muy cerca de conseguir pasar a la Q2. Ha estado muy apretado, hemos terminado muy cerquita de Zarco y mañana salimos en la mejor posición de lo que llevamos de campeonato. Por eso es evidente que estamos mejor. Tenemos buen ritmo para la carrera y me encuentro mucho mejor y con más ganas. El objetivo mañana es disfrutar pilotando y si lo consigo, seguro que podremos estar delante. Hay un grupo del sexto al duodécimo en el que todos tenemos el mismo ritmo, así que mi objetivo mañana será estar ahí luchando.”

“Hoy hemos seguido trabajando en la puesta a punto y la moto ha mejorado mucho. Al final del FP4 teníamos algo que probar, pero se ha parado la moto y al final hemos tenido que probarlo en la Q1. La verdad es que nos ha ido bastante bien, pero falta por ajustar un par de cosas antes de la carrera. Pero estoy contento porque el ritmo es mucho mejor que ayer, el ‘chatter’ no ha desaparecido del todo, pero al menos me deja pilotar. Mañana la carrera será muy larga, Mugello es un circuito muy físico y esta moto cansa mucho más, pero tenemos que gestionar bien la carrera, ser inteligentes y si llegamos al final, seguro que sumamos unos puntos importantes.”