Este fin de semana comienza una de las fases más intensas de la temporada con cuatro carreras en cinco semanas. El Gran Premio de Italia será el primero y los pilotos del Reale Avintia Racing, Héctor Barberá y Loris Baz, llegan muy motivados después del test en Barcelona, donde ambos pilotos mejoraron las sensaciones con sus Ducati y con los neumáticos delanteros que Michelin estrenará en Mugello este fin de semana.

Para Barberá las primeras carreras del año no han estado a la altura de sus expectativas, pero el piloto español espera que el Gran Premio de Italia sea un punto de inflexión en la temporada.

Su compañero en el Reale Avintia Loris Baz tiene claro que conseguir un buen resultado el domingo será crucial para comenzar con buen pie esta fase de carreras en la que el Campeonato del Mundo de MotoGP pasará por Mugello, Barcelona, Assen y Sachsenring en tan solo cinco semanas.

“Vamos a Mugello con muchas ganas. El test que hicimos la semana pasada en Barcelona fue muy positivo y llegamos con la motivación a tope. El inicio del campeonato ha sido muy complicado para nosotros, pero creo que hemos encontrado el camino y estoy deseando llegar a Mugello para poder comprobarlo. Vamos a hacer como que estas cinco primeras carreras solo han sido un mal sueño y a empezar desde cero este fin de semana en un circuito que me gusta mucho.”

“Ya empieza la parte más seria de la temporada, con un mes que tenemos por delante con cuatro carreras en cinco semanas. Va a ser un mes muy importante y lo bueno para nosotros es que estamos en un gran momento y tenemos buen ‘feeling’ con la moto. Hay que seguir así trabajando bien y empezando el viernes en Mugello para poner a punto la moto para la carrera. Es un circuito que me gusta y siempre va bien a la Ducati, así que espero que podamos estar lo más arriba posible y sumar puntos.”