El fin de semana del Gran Premio de Gran Bretaña comenzó mal para los pilotos de Avintia Racing, y ha terminado de la misma manera. En la primera vuelta Loris Baz ha protagonizado una espectacular caída al tocarse con Pol Espargaró en la curva dos, que ha obligado a detener la carrera. El piloto francés de Avintia Racing ha sido trasladado en ambulancia al centro médico del circuito de Silverstone tras perder la consciencia, pero afortunadamente después de realizarle diversas pruebas se ha descartado cualquier lesión y solo le han diagnosticado un fuerte esguince en el tobillo derecho. Mañana se hará un TAC en el hospital de Ginebra, Suiza, para descartar cualquier problema derivado del fuerte golpe sufrido en la cabeza, pero en principio Baz volverá a la acción el próximo fin de semana en Misano.

Héctor Barberá ha terminado la carrera, pero nunca ha llegado a encontrarse cómodo encima de la moto y, a pesar de que ha llegado a rodar duodécimo, finalmente ha perdido dos posiciones y ha cruzado la meta en 14ª posición.

Un fin de semana para olvidar en Avintia Racing, pero todo el equipo ya está pensando en la próxima cita del Campeonato del Mundo de MotoGP, que tendrá lugar el próximo fin de semana en el circuito de Misano.

HÉCTOR BARBERÁ #8 P14

“Este fin de semana ha sido un desastre. Hacía tiempo que no había tenido uno tan malo. No me he encontrado bien, no tenía feeling. La tónica del fin de semana ha sido la de falta de confianza; es un circuito que tiene mucho grip. Yo no sé si es por mi estilo o por qué,  pero no he estado cómodo. No puedo aprender, ni sacar nada positivo de este Gran Premio. Ha sido una carrera muy psicológica porque cuando vas encima de la moto tan mal es un desastre el resultado. Hemos tenido un gran susto con Loris, pero lo importante es que está bien.”

LORIS BAZ #76 DNF

“Hasta que ha llegado la carrera el fin de semana iba bastante bien. Tenía mucha confianza para la carrera y la caída ha sido una lástima, porque lo podía haber hecho bien. Cuando he llegado a la segunda curva estaba en paralelo con Pol para intentar adelantarle, pero entonces han frenado muy pronto delante, sobre todo Petrucci; me he desviado un poco a la derecha para no darme contra él, pero Pol ya estaba entrando en la curva por fuera y nos hemos tocado. Después del golpe no me acuerdo mucho de lo que pasó. Desperté justo ante de subir en la ambulancia. No me acuerdo de la caída, pero podía haber sido peor porque tiene pinta de haber sido fea. Tengo en un esguince en el pie de la operación;  me han hecho una radiografía y no tengo nada roto, pero me duele cuando lo apoyo. Lo importante es que Pol, que tampoco tiene nada roto, y yo estemos bien. Ha sido un incidente de carrera que no tendría que haber pasado, pero esa curva es muy estrecha. Creo que no he hecho ninguna locura.”