Enea Bastianini y Luca Marini dan por concluido un Gran Premio d’Italia Oakley muy complejo teniendo en cuenta todas las circunstancias que han rodeado el fin de semana.

Bastianini no ha podido ver la bandera a cuadros. El italiano ha sufrido una caída durante la vuelta de formación tras un incidente con Zarco. Pese a ello, Enea ha podido volver a boxes para salir con la segunda moto, pero desafortunadamente se ha ido al suelo.

Luca Marini, que no ha tenido un buen ‘feeling’ con la moto durante toda la carrera, ha cruzado la línea de meta en 17ª posición.


“Desafortunadamente ha sido un domingo muy duro, partiendo de la pérdida de Dupasquier. En la vuelta de formación, saliendo de la última curva, me encontré a Zarco y no puede hacer nada pare evitar la caída. Traté de llegar al box lo más rápido posible para buscar la segunda moto, pero en la primera vuelta me fui al suelo. Lo intentaremos compensar en Barcelona y me intentaré preparar al máximo porque en cualquier caso hemos sido rápidos y competitivos.”

dorsal-marini-gris

“Ha sido una carrera muy dura y hemos luchado mucho. Tenemos que trabajar para cerrar la brecha. Tuve un problema similar en Qatar: no sentía el neumático trasero y no podía hacerlo funcionar correctamente. Perdía en la entrada de las curvas, siempre estaba de lado y también perdía aceleración. Este fin de semana fue algo extraño que nunca había experimentado. La diferencia con la parte delantera era muy grande y tenemos que entender lo que ha pasado porque no hemos hecho ningún cambio importante en la moto desde el viernes.”