Los pilotos de Reale Avintia Racing, Loris Baz y Héctor Barberá han terminado el primer día de entrenamientos libres para el Gran Premio de Holanda en 16ª y 18ª posición, respectivamente. Ambos pilotos han trabajado duro con sus equipos para afinar al máximo la puesta a punto de sus Ducati. Assen es un circuito rápido y enlazado en el que las frenadas no son muy fuertes, por lo tanto es necesario cargar más peso en el neumático delantero para aprovechar todo su potencial. En este punto se han concentrado tanto Baz como Barberá y, aunque mirando la tabla de tiempos la posición no es la mejor, las diferencias con los primeros no son tan grandes y todo está muy apretado.

La previsión climatológica para mañana es de lluvia. Si finalmente se confirma los pilotos de Reale Avintia esperan poder luchar por mejorar su posición, en unas condiciones que habitualmente han sido favorables para ellos y sus Ducati Desmosedici.

“Por la mañana ha sido complicado porque no tenía buenas sensaciones con la moto. Pero hemos cambiado algunas cosas y esta tarde ha ido mucho mejor. Con estos nuevos neumáticos hay que cargar mucho peso delante para que funcionen, pero siendo tan alto no es fácil acostumbrarse, pero nos ha ayudado mucho para mejorar. Después para buscar un tiempo hemos montado los compuestos más blandos y quizás habría ido mejor con el delantero medio. Pero estamos a solo cuatro décimas del ‘Top 10’ y no está mal. Mañana parece que lloverá todo el día, así que habrá que preparar bien la Q1 para intentar pasar a la Q2”.

“La verdad es que no hemos empezado el fin de semana como nos hubiera gustado y quizás en este circuito se acentúan un poco más los problemas. Nos sigue faltando peso en la parte delantera y no es una pista donde se frene mucho. Si miramos los tiempos está todo muy apretado, nos han faltado unas décimas para entrar en la Q2, y a lo mejor me ha faltado hacer una buena vuelta, pero en general creo que el ritmo no ha sido malo. Si tengo la suerte de que no llueva por la mañana espero poder mejorar mi tiempo en seco. Hay que mejorar la moto en las frenadas. Si llueve la verdad es que he rodado poco con esta moto en agua, pero como siempre trataré de dar lo mejor de mí para terminar lo más arriba posible”.