Después de disputar los dos entrenamientos libres del viernes con la pista mojada, hoy los pilotos de MotoGP han salido a por todas desde la primera vuelta de la primera sesión. El siempre importante FP3 esta vez ha sido crucial y, aunque los pilotos del equipo Reale Avintia Racing, Héctor Barberá y Loris Baz, lo han dado todo para pasar el corte y meterse directamente en la Q2, no ha podido ser.

La nota positiva del día es que el ritmo de Héctor Barberá en el FP4 no ha sido malo y el español confía en poder remontar en la carrera a 23 vueltas de mañana, a pesar de salir 19º en la parrilla. Además, contará con el apoyo de la mejor afición del mundo, lo que siempre es una motivación extra.

Loris Baz ha sido más rápido a una vuelta y mañana saldrá 17º desde la sexta línea, pero al contrario que su compañero de equipo tiene trabajo pendiente en el warm-up para intentar mejorar sus sensaciones y su ritmo de carrera.

“Hoy ha sido un día complicado. Ayer dije que había que tener una buena base desde el principio y no la tenemos. La moto no ha ido bien durante todo el día; hemos intentado hacer varios cambios pero no ha mejorado mucho. Perdemos tiempo en muchas partes, aunque mi vuelta rápida no ha sido mala en comparación a las otras. Hay que seguir probando cosas mañana para poder mejorar el ‘grip’ trasero, disminuir el movimiento de la moto y conseguir mejor ‘feeling’. Tenemos que ver qué podemos hacer mañana durante el warm-up y a ver si nos podemos meter entre los diez primeros”.

“El día no ha salido como nosotros esperamos, como viene sucediendo a lo largo de toda esta temporada. En el momento de acelerar aparecen las vibraciones en el tren delantero, que no hay manera de solventar y yo no me puedo habituar a ellas. Como no estoy cómodo con la moto, esto hace que frene más de lo normal. Es una lástima porque en las carreras de casa todos queremos dar mucho más. Aunque el año que viene no continúe en el equipo, ni en la misma categoría, quiero acabar dando alguna satisfacción al Reale Avintia Racing. Me gustaría terminar con un buen sabor de boca por el equipo, los patrocinadores y por mí. Espero estar mañana dentro del top diez, que sería un gran paso para coger confianza e irnos a la gira con fuerza”