El Gran Premio de Italia ha comenzado de forma positiva para Héctor Barberá, con el piloto del Reale Avintia Racing octavo en la combinada de tiempos tras las dos primeras sesiones de entrenamientos libres del fin de semana. Por la mañana Barberá ha encontrado rápidamente las sensaciones con su Ducati Desmosedici GP16 y ha terminado la sesión con el quinto mejor tiempo. Por la tarde con más calor, ha sido sexto, con un tiempo solo dos milésimas de segundo más lento que el de la mañana. El piloto del Reale Avintia ha sido el más rápido en la recta principal de Mugello, con una velocidad máxima de 352.2 km/h. Pero lo más importante es que ha comenzado el fin de semana con buen pie después de un inicio de campeonato muy complicado.

Para Loris Baz el primer día en Italia ha sido algo más difícil. El piloto francés de 24 años ha tenido problemas para sacar el máximo de los nuevos neumáticos delanteros de Michelin, pero trabajando con su equipo espera poder encontrar mañana una solución que le permita mejorar su posición en la parrilla.

“Estoy muy contento porque hacía mucho tiempo que no empezábamos bien un fin de semana. En el test de Jerez ya vimos la luz, en Le Mans no pudimos confirmarlo, pero los entrenamientos que hicimos en Barcelona antes de llegar aquí fueron clave. Han sido las cinco carreras más difíciles de mi vida, porque sé que tengo los medios para estar delante y los pilotos que llevan mi moto estaban más arriba, pero no tenía sensaciones buenas y así era muy difícil. Esta moto nació para ir con alas, por eso hemos trabajado en cargar más peso delante y los resultados se están viendo. Yo tenía claro que no se me había olvidado pilotar y también mi equipo, por eso no han dejado de apoyarme y parece que ya hemos encontrado el camino. Mañana hay que aprovechar el momento, tratar de pasar a la Q2 y darlo todo para salir lo más arriba posible.”

“Ha sido un día un poco complicado. Con los nuevos neumáticos todavía tenemos que trabajar en la puesta a punto, porque aunque en Barcelona nos fue mejor, aquí tenemos mucho ‘chatter’ y la moto empuja mucho la parte delantera. Pero lo positivo es que hemos dado un paso de la mañana a la tarde y las sensaciones han mejorado poco a poco. Estamos en el buen camino y mañana espero poder encontrar el ‘feeling’ que tenía con el otro neumático. De momento no pienso en la Q2, solo en mejorar, porque lo más importante ahora mismo es tener el trabajo hecho para la carrera del domingo.”