El piloto del equipo Reale Avintia Racing, Loris Baz, ha terminado octavo en el Gran Premio de Holanda disputado hoy en el mítico circuito de Assen. El piloto francés de 24 años salía desde la 14ª posición en la parrilla y tras unas primeras vueltas en las que se ha colocado en los puntos, ha conseguido remontar hasta llegar a la séptima posición cuando ha aparecido la lluvia. En la última vuelta ha protagonizado una bonita batalla con el piloto de Suzuki, Andrea Iannone, y aunque le ha ganado la partida, no contaba con su compañero de marca en Ducati, Karel Abraham, quien ha sacado partido en la última vuelta superando a Iannone y Baz. Pero este octavo puesto es un gran resultado en un fin de semana complicado para el piloto de Reale Avintia Racing.

Su compañero Héctor Barberá ha remontado posiciones tras salir desde la 20ª posición de la parrilla y poco a poco estaba llegando al grupo de Baz, pero cuando la lluvia ha hecho acto de presencia, ha arriesgado cambiando de moto y completando las últimas seis vueltas con neumáticos de agua. La apuesta no le ha salido bien y ha terminado 16º y fuera de los puntos.

El Campeonato del Mundo de MotoGP viaja ahora a Sachsenring donde tendrá lugar el Gran Premio de Alemania el próximo fin de semana.

“Hemos tenido suerte con la lluvia porque en seco no tenía mucha confianza con la moto y el brazo derecho me ha empezado a doler después de solo dos vueltas. No tenía sensaciones con la parte delantera de la moto y he decidido mantener mi ritmo porque había un grupo enorme justo detrás de mí. Cuando he visto caer un poco de agua he seguido atacando para mantener las gomas en temperatura y no tener que entrar a cambiar de moto. La estrategia ha ido bien y he conseguido terminar octavo. En la última vuelta me ha pasado Iannone, le he vuelto a pasar otra vez por dentro, pero no sabía que Abraham estaba detrás y me ha adelantado. Pero bueno, séptimo u octavo no cambia tanto, lo importante es estar entre los diez mejores y llegar motivados a Alemania para terminar la primera parte de la temporada.”

“La apuesta hoy me ha salido mal. Ha comenzado a llover un poco cuando faltaban pocas vueltas y aquí lo habitual es que cuando empieza a llover lo haga con fuerza, por eso he pensado que si entraba antes podría sacar ventaja. He visto que entraba Zarco y he arriesgado. A veces te sale bien y otras mal, y hoy ha sido lo segundo. En este tipo de carreras siempre he sido conservador aguantando mucho tiempo en pista y habitualmente me había salido mal. Hoy he sido demasiado arriesgado y ha sido un desastre. Hemos tenido las peores condiciones que se podían dar en la carrera, pero también hemos aprendido una lección para las próxima vez que tengamos una carrera así.”