El domingo en el Gran Premio de Catalunya se ha arrancado con el calor, además del climático, de los miles de aficionados que han acudido a apoyar a sus ídolos.

En la Reale Avintia Academy la positividad estaba puesta en Vicente Pérez, para que pudiese hacer una buena actuación en el trazado catalán. Pero, la mala suerte del wild card ha vuelto a cebarse con él y a penas cuatro vueltas después de empezar la carrera, se ha ido al suelo haciendo un highside.

El piloto valenciano tenía unas molestias en su pelvis, que han hecho su traslado al hospital para descartar una posible fisura. Se le ha realizado un TAC y en principio los especialistas no han encontrado ninguna lesión. A falta de confirmación, pero Vicente Pérez estará listo para competir en cinco días.

El próximo fin de semana (17 y 18 de junio) viviremos, también en el circuito de Montmeló, la tercera cita del FIM CEV con nuestros cinco pilotos, que están haciendo una magnífica temporada. Las expectativas son buenas y este fin de semana de Mundial ha valido de previo para ello.

“La carrera ha sido un poco difícil porque he comenzado reservándome mucho. Al final no he durado nada  y realmente no sé qué me ha pasado. Se me ha ido la moto de detrás y no sé de qué forma ha sido, porque he hecho lo mismo que la anterior vuelta. Quiero pedir disculpas a todo el equipo que hace bastante esfuerzo por mí y que se preocupan por todos los detalles. Prometo no defraudar en la próxima carrera.”

“El fin de semana ha sido de mucho trabajo para todos. Es una lástima la caída de Vicente en la carrera, aunque nos quedamos con el tiempazo que ha marcado en ella (1’55.083). Sin duda, estamos preparados para la semana que viene, que es la cita del FIM CEV. En resumen, estoy contento por el gran trabajo del equipo que se ha hecho durante todo el Gran Premio de Catalunya.”