Los pilotos del equipo Reale Avintia Racing, Héctor Barberá y Loris Baz, llegan este fin de semana al legendario circuito de Silverstone para disputar una nueva prueba del Campeonato del Mundo de MotoGP.

Barberá y Baz llegan al Gran Premio de Gran Bretaña dispuestos a luchar por estar entre los diez primeros el domingo, algo que el piloto francés del Reale Avintia Racing ya consiguió en la última carrera en Austria hace un par de semanas. Barberá sigue buscando la manera de sacar todo el potencial de su Ducati Desmosedici GP16 y aunque en Spielberg tuvo destellos de calidad, el domingo no logró el resultado deseado.

Para Baz los recuerdos de Silverstone del año pasado no son muy buenos, el francés sufrió una fuerte caída en la primera vuelta, pero también guarda buenos recuerdos del pasado y se ve capaz una vez más de luchar por el ‘Top 10’ en la carrera a 20 vueltas del domingo.

Como siempre en Silverstone habrá que estar pendientes del tiempo, porque a pesar de estar en pleno agosto, la lluvia es siempre habitual en el Gran Premio de Gran Bretaña.

“Llego a Silverstone con la mentalidad de conseguir un buen resultado. Cada carrera es una oportunidad y ahora tengo que aprovecharlo más que nunca. El equipo tiene ganas de hacerlo muy bien y me está apoyando, pero de momento no hemos conseguido los resultados por los que llevamos trabajando desde que comenzó la temporada. Esta pista de adapta a mi estilo y creo que también puede ir bien para mi Ducati, así que vamos a por todas.”

“Silverstone me encanta pero mi relación con el circuito es un poco de amor y odio. Tengo muy buenos recuerdos del inicio de mi carrera y también de la época de Superbike, porque allí conseguí ganar dos veces. Pero en MotoGP no me ha ido tan bien. El primer año tuvimos algunos problemas y el año pasado sufrí una caída feísima. Lo positivo es que llegamos en un momento bueno para nosotros, hemos sido fuertes en las últimas carreras, la moto va bien e intentaremos disfrutar en un circuito que me gusta mucho. El objetivo una vez más será terminar en el ‘Top 10’ aunque es un circuito muy diferente de Austria y tendremos que trabajar para hacer que la moto gire mejor.”