El Campeonato del Mundo de MotoGP 2017 llega a su fin este domingo en el Circuito Ricardo Tormo de la Comunidad Valenciana. El Gran Premio de Valencia podrá el broche final a una temporada apasionante en la que Marc Márquez y Andrea Dovizioso llegan a la última cita jugándose el título.

Para el Reale Avintia Racing también será un fin de semana muy especial porque será la última carrera con el equipo para Héctor Barberá y Loris Baz. El español lleva en la estructura de Raúl Romero desde 2013 y su aportación ha sido clave en el crecimiento del proyecto en MotoGP, con logros como el título de Campeón del Mundo Open en 2015 o el ‘top diez’ en la clasificación final de 2016. Baz llegó al equipo la pasada temporada y en estos dos años ha dejado huella con su gran determinación, profesionalidad y coraje.

“Valencia es mi casa y para mí es siempre especial correr en el Circuito Ricardo Tormo. Pero este año todavía va a ser más especial porque será la última carrera con el equipo que he competido en las cinco últimas temporadas y que para mí es como una familia. Además será mi última carrera en MotoGP porque tras ocho años en esta categoría la próxima temporada buscaré nuevos retos en Moto2. No tengo dudas de que va a ser un fin de semana muy bonito y cargado de emociones. Pero yo quiero concentrarme en trabajar duro desde el viernes para llegar preparado a la carrera del domingo. Quiero terminar esta etapa con un buen resultado para mi equipo, para mí y para todos los patrocinadores que nunca han dejado de apoyarnos.”

“Va a ser un fin de semana especial. Será mi última carrera en MotoGP, de momento, antes de comenzar otro capítulo en mi carrera deportiva. Valencia también es siempre especial para el equipo, es la carrera de casa y por eso intentaré hacer la mejor carrera que pueda. Saldremos a por todas desde el viernes y el objetivo será el ‘top diez’. Ahora es más complicado porque todas las fábricas han mejorado mucho, especialmente KTM y Suzuki, por lo que es complicado, pero lo intentaremos. Me gustaría conseguir un buen resultado para terminar bien con el equipo estos dos años. Tengo una casa cerca del circuito, así que también es un poco como un Gran Premio de casa para mí, por eso espero poder disfrutar esta última carrera.”