El circuito de Sachsenring será escenario de la primera carrera de motos eléctricas en la historia del marco del Campeonato del Mundo de Velocidad. Después de que un incendio arrasara todo el material del nuevo campeonato, se retrasó su arranque hasta la cita alemana de este fin de semana. Todos los equipos de MotoE realizaron tres días de test hace dos semanas en el Circuit de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo de Cheste en el que, además de tandas de entrenamientos, se simuló el funcionamiento de la pole y la carrera. Eric Granado se impuso en la primera carrera simulada de MotoE mientras que Xavier Simeon fue sexto.

Sachsenring, donde se disputará la carrera del domingo, es uno de los trazados más característicos del calendario por su diseño ya que cuenta con 10 curvas a izquierda y 3 derecha que se enlazan en  unos estrechos 3.671m repletos de subidas y bajadas que lo convierten en el circuito más corto de la temporada.

“Estoy motivado y confiando para la primera carrera de MotoE donde espero tener un buen fin de semana después de haberlo hecho bastante bien en el test Valencia. Allí conseguimos una buena base para la moto y, aunque Sachsenring es otro mundo y los resultados del test no me garantizan nada, sí que me dan bastante confianza. El viernes intentaremos poner la moto a punto para tenerla lo mejor posible para la Pole del sábado y sobre todo la carrera del domingo”.

“Estoy muy motivado y tengo claro el objetivo que es luchar por estar en cabeza. Va a ser un fin de semana muy intenso porque será la primera edición de la MotoE así que es muy difícil conocer las expectativas. El test de Valencia fue mejor de lo que pensaba y ahora hay que coger toda esa experiencia que adquirimos allí para la primera carrera. No dispondremos de mucho tiempo en pista y será muy importante estar concentrado porque el fallo no está permitido en esta categoría”.