MotoGP GP de Italia – Mugello

El piloto del equipo Reale Avintia Racing, Tito Rabat, ha disputado hoy en Mugello su Gran Premio número 200 en el Campeonato del Mundo. Con su brazo izquierdo todavía dolorido tras la fuerte caída sufrida en el test de Barcelona, Rabat ha aguantado las 23 vueltas de la carrera de MotoGP y ha cruzado la meta 13º. No es la posición que había soñado, pero ha logrado acabar una carrera muy difícil en la que cinco pilotos no han terminado y en total siete han se han caído. Y aunque el brazo le ha molestado un poco, el mayor problema ha sido el aumento de la temperatura en el asfalto que ha provocado una caída súbita del rendimiento del neumático delantero. Ahora Rabat solo piensa en recuperarse completamente para el Gran Premio de casa en Montmeló, donde espera volver a estar en el Top 10.

Xavier Simeon también ha aguantado toda la carrera, aunque una vez más no ha terminado satisfecho con su posición final. El belga ha salido muy bien, pero enseguida ha comenzado a tener problemas con el neumático trasero. El ‘rookie’ del equipo Reale Avintia Racing ha cruzado la meta en 17ª posición, su mejor carrera desde que debutó en MotoGP en el Gran Premio de Qatar. Pero Simeon quiere estar más arriba y poder luchar con sus rivales. En Barcelona, donde completó un test bastante positivo, espera poder demostrar su potencial.

numero-tito-comunicados-2018

“Lo primero es que estoy muy contento haber sumado dos puntos cuando podría haberme quedado en casa tras la caída de Barcelona. La verdad es que ayer en los cronometrados lo hicimos bastante bien y hoy, sinceramente, me esperaba estar más arriba. Pero la carrera ha sido como si el neumático delantero fuera sobre hielo, las condiciones de la pista han cambiado muchísimo con el aumento de la temperatura y todos hemos sufrido un montón. Me ha costado mucho adaptarme y he tenido que ir ‘parado’, pero hemos terminado la carrera a 22 segundos del primero. Ahora toca pensar en Montmeló, mi carrera de casa donde espero volver a estar delante”.

“He salido muy bien y he ganado cuatro posiciones, pero después de cuatro o cinco vueltas he comenzado a tener problemas con el neumático trasero. Se iba de atrás al cortar y he estado a punto de caerme tres o cuatro veces al comienzo de la carrera. Aparte de esto me he concentrado en aguantar el ritmo y la carrera la verdad se ha hecho muy larga, porque he ido solo todo el tiempo. Esta mañana el warm-up ha sido positivo y hemos hecho unos cambios que me han ayudado a ir más cómodo en carrera. Pero no estoy contento, yo quiero luchar más adelante y tenemos que seguir trabajando”.