El mundial de MotoGP aterriza esta semana en el mítico circuito de Silverstone (Inglaterra) con motivo de la duodécima prueba del campeonato. Se trata del trazado más largo de todo el campeonato con una longitud de 5.900m, cuenta con 10 curvas a la derecha y 8 a la izquierda. Después de los problemas de drenaje que sufrió el año pasado que impidieron la disputa de las carreras, se optó por reasfaltar nuevamente todo el trazado de cara al Gran Premio de esta temporada.

Por lo que respecta a los pilotos del Reale Avintia Racing Team, Tito Rabat vuelve al circuito en el que sufrió en 2018 la lesión más grave de su carrera deportiva que a punto estuvo de costarle una pierna derecha que a día de hoy sigue maltrecha y en proceso de recuperación. No obstante, el rendimiento mostrado en las carreras previas hacen que el de Barcelona se muestre optimista de cara a este fin de semana. Por otro lado, Karel Abraham llega a Silverstone motivado después de entrar en los puntos en la última carrera celebrada hace dos semanas en Austria.


“Silvestone es una de pista a la que debería adapatarme bastante bien. Tiene curvas rápidas y la pista es bastante ancha. Estoy deseando volver allí y competir. Ojalá no llueva porque el año pasado tuvimos mucha mala suerte porque, al no drenar el asfalto, no pudimos correr, pero desde entonces la pista se ha reasfaltado y creo que nos divertiremos mucho de nuevo”.


“Tengo muchas ganas de llegar a Silverstone, es una pista que me gusta mucho y en la que hice, en mi opinión, la mejor carrera de mi vida en 2014. Espero que la meteorología esté de nuestra parte aunque en Inglaterra ya se sabe que es difícil hacer una previsión. Llevamos un par de carreras consistentes en las que hemos estado cerca de entrar en los puntos pero por un motivo u otro al final se nos han escapado.”