MotoGP GP de Aragón – MotorLand Aragón

El primer día del Gran Premio de Aragón ha sido bueno para los pilotos del equipo Reale Avintia Racing, con Xavier Simeon evolucionando al manillar de la Ducati GP17 del lesionado Tito Rabat y con la novedad de Jordi Torres, que en su primer día sobre la GP16 de Simeon, ha finalizado a poco más de un segundo del penúltimo.

Pero el fin de semana no ha hecho más que comenzar y tanto Simeon como Torres esperan seguir avanzando. El belga tiene que trabajar más en la puesta a punto de la moto para ser más constante, mientras que el piloto de Rubí, debe cambiar su estilo agresivo para sacar el máximo partido de su Ducati.

Mañana a las 9:55h tendrá lugar la FP3, mientras que los entrenamientos cronometrados para decidir los puestos de parrilla, darán comienzo a las 14:10h.

numero-simeon-comunicados-2018

Xavier Simeon | 1’49.925 | P22

“Ha sido un día muy positivo, aunque hemos tenido un problema técnico con una moto. Pero aparte de esto, estoy contento con el primer día porque no ha ido nada mal. El tiempo ha sido decente, aunque nos falta mucho para mejorar el ritmo y ser más constantes. La moto consume mucho el neumático trasero y tenemos que trabajar para mejorar en este aspecto. Mañana espero dar un paso hacia delante y darlo todo en el Q1, para salir lo más arriba posible en la parrilla”.

numero-torres-comunicados-2018

Jordi Torres | 1’51.081 | P24

“La verdad que me lo imaginaba mucho más difícil, mucho más complicado de lo que realmente ha sido. También debo decir que el equipo me lo ha puesto todo muy fácil y me han ayudado muchísimo para acostumbrarme a la moto gradualmente. Me han ido poniendo más potencia, quitando control de tracción y, poco a poco, se ha ido convirtiendo en una moto más complicada, pero a la vez más me gustaba. Después de un día como hoy, que ha sido positivo porque había bastante expectativa, no estoy contento del todo. Yo soy el primero que se presiona y tengo claro que podríamos haber terminado rodando en 1’50.6 o 1’50.7, pero si no lo hemos conseguido, ha sido por mi culpa. Todavía no soy capaz de hacer todo bien en una vuelta, ser preciso y constante. No he querido tomar riesgos porque tampoco era el día. Llegar aquí es relativamente fácil, ahora es cuando cuesta más mejorar. Y no es cuestión de echarle más valor ni nada por el estilo, lo que hay que entender es cómo hacer las rectas en el menor tiempo posible. Cada vez que quiero frenar más tarde o acelerar antes, me equivoco. Pero esta noche haré los deberes y mañana espero estar un poco más cerca”.