Una semana después del Gran Premio de Austria, el Esponsorama Racing disputará este fin de semana el Gran Premio de Styiria en el mismo Red Bull Ring – Spielberg.

Johann Zarco pasó por quirófano el miércoles tras el fuerte accidente sufrido durante la carrera del pasado domingo debido a una fractura en el escafoides de su mano derecha. El piloto francés tendrá que realizar mañana el chequeo médico ya que, por normativa, dicho chequeo se tiene llevar a cabo al menos 48 horas después de la operación, por lo que no podrá volver a pista hasta el sábado si se declara apto. A parte, después de declarar hoy ante los comisarios por el incidente ocurrido el fin de semana pasado, Zarco está pendiente de la resolución del caso.

Por su parte, Tito Rabat, que carrera tras carrera está mostrando una gran evolución y mejorando las sensaciones encima de la Ducati Desmosedici GP19, volverá a tener una nueva oportunidad tras quedarse a las puertas de los puntos en el Gran Premio de Austria.

Será mañana cuando Tito Rabat volverá a la acción en el Red Bull Ring – Spielberg para disputar los dos primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Styria, a la espera del chequeo médico de Johann Zarco, para ver si está en condiciones de volver a pista el sábado.


“La operación ha ido bien. Ahora tengo que esperar 48 horas para el chequeo médico, así que mañana no me montaré en la moto, espero poder hacerlo el sábado. Después de la operación estoy mejorando, pero todavía no me siento listo para pilotar. Espero que con 24 horas más me sienta mejor y pueda dar algunas vueltas el sábado para mejorar las sensaciones con la moto. Perderse mañana los dos entrenamientos libres no es un gran drama porque tenemos referencias de la semana pasada y la moto es rápida en esta pista. Hoy he tenido la reunión con los comisarios para explicar bien todo sobre el adelantamiento a Morbidelli y contrastarlo con los datos. No hice ninguna locura, así que espero que lo entiendan y esperaremos a la decisión final”.


“Segunda semana en Austria. La primera semana fue difícil coger una estabilidad debido a las malas condiciones de la pista en el FP1, luego en los segundos y terceros entrenamientos libres con lluvia, por lo que costó un poco centrarse, pero este fin de semana tendremos la pista limpia. Parece que el viernes y el sábado nos va a respetar el tiempo, tendremos que aprovecharlo y a centrarse para conseguir una buena puesta a punto para el domingo.”